lunes, 3 de noviembre de 2008

PLANTAS MEDICINALES EN LA LUCHA VIH SIDA

CLÍNICA DE MEDICINA TRADICIONAL “MARIO DIHIGO”
Las plantas medicinales en el marco de la lucha frente al VIH-SIDA .
Medical plants in the fight againts VIH-SIDA

AUTORES

Dr. Johann Perdomo Delgado (1)
Dra. Evelyn Anie González Pla (1)
Dr. Nelson V. Perdomo Álvarez (2)

(1) Especialistasde 1er. Grado en Medicina Tradicional y Natural. Profesor Instructor.
(2) Especialista de 1er. Grado en Pediatría. Máster en Medicina Tradicional y Natural. Profesor Asistente.
E-mail: nelsonp.mtz@infomed.sld.cu

DESCRIPTORES(DeCS):

INFECCIONES POR VIH/ terapia
FITOTERAPIA/ utilización
PLANTAS MEDICINALES
SÍNDROME DE INMUNODEFICIENCIA ADQUIRIDA/ terapia
HUMANO

INTRODUCCIÓN

La Organización Mundial de la Salud, en su “Estrategia sobre Medicina Tradicional 2002-2005”, definió la necesidad de aumentar la base de evidencia para la Medicina Tradicional/Medicina Complementaria y Alternativa (MT/MCA), haciendo énfasis en los problemas sanitarios prioritarios, como la malaria y el VIH-SIDA. Dentro de los resultados esperados para este período se incluía el apoyo selectivo para el estudio clínico en las afecciones señaladas (1). Antecedentes importantes por parte de este organismo lo constituyen resoluciones anteriores, las cuales datan de los años setenta, encaminadas a impulsar el desarrollo de determinadas modalidades específicas de la MT/MCA, particularmente la Fitoterapia. (2)
Resulta innegable el interés del uso de las Plantas Medicinales en el mundo moderno por parte de los consumidores. En Japón ocupan el sexto lugar dentro de las modalidades de la MT/MCA utilizadas, mientras que en EE.UU. toman el segundo puesto (3). Han sido reportadas ganancias de un equivalente a $ 1.375 millones (dólar norteamericano) durante 1995 en Europa y de $3.24 billones en EE.UU. al siguiente año. En este último país se ha estimado un total de aproximadamente 60 millones de consumidores de fitofármacos (4). Conviene señalar a favor de la Fitoterapia que la OMS reconoce un 74 % de correspondencia entre los usos tradicionales y modernos de los 119 medicamentos alopáticos derivados de plantas. (5)
El VIH-SIDA resulta, sin duda alguna, un campo de interés para la investigación con Plantas Medicinales. Se plantea que el desarrollo de tratamientos contra el SIDA con fitofármacos puede proceder de la búsqueda semi-ramdomizada de nuevas moléculas o de estudios clínicos sugeridos por su uso tradicional. Estos productos pueden ser utilizados en el tratamiento del VIH-SIDA buscando tres objetivos diferentes: eliminar o suprimir el virus, estimular la función inmunológica dañada o tratar las infecciones oportunistas y neoplasmas. Numerosas investigaciones han sido llevadas a cabo, tanto
in vitro como in vivo, evidenciándose las posibilidades de cada especie vegetal. Resulta interesante que los estudios clínicos, al usar plantas tradicionalmente consumidas con fines alimentarios y/o medicinales, las cuales tienen un bajo riesgo de toxicidad, han logrado avances más rápidos que los estudios de laboratorio. Un elemento relevante a tener en cuenta en este campo lo constituye el riesgo de interacciones medicamentosas. Ha sido demostrado que algunos fitofármacos modifican las concentraciones plasmáticas y el efecto de drogas antirretrovirales (ej. Hypericum Perforatum disminuye las concentraciones de Indinavir entre un 20 % y 50 %; Lentinus edodes incrementa la acción de las drogas retrovirales). (6)
A continuación se muestra una lista de algunas Plantas Medicinales estudiadas con efecto demostrado sobre el VIH, señalándose los principios activos o extractos en cada caso responsabilizados con la actividad demostrada
in Vitro. ( 6,8 )

Especie

Principios Activos o Extractos probados

Mecanismo de acción

Ancistrocladus spp.

Michellamina A y B

Inhibe la replicación del VIH en las fases iniciales de infección de los linfocitos T.

Andrographis paniculata

Extracto acuoso de las hojas

Inhibe la proteasa y la retrotranscriptasa del VIH.

Callophyllum lanigerum

Calanólidos

Inhibe la retrotrascriptasa del VIH-1.

Cephaelis ipecacuanha

Psicotrina, O -metil-psicotrina

Inhibe la retrotranscriptasa.

Hypericum perforatum

Hypericina y pseudohipericina

Interfiere con el ensamblaje de los viriones y su diseminación secundaria interacciona con la integración del ADN proviral, interfiere con la infección viral.

Trichosanthes kirilowii

a-Trichosantina

Inhibe la transcripción y trans-activación viral.

Psidium guajava

Procianidina B2

Inhibe la retrotranscriptasa.

Punica granatum

Punicacorteína D, punicalina, punicalagina.

Inhibe la retrotranscriptasa.

En el área de la investigación clínica numerosas plantas se han experimentado, tanto de forma unitaria como en formulaciones compuestas por varias especies vegetales y procedentes de farmacopeas como la China y la Ayurvédica. Algunos ejemplos son:
Momordica charantia: Un estudio preliminar desarrollado en la comunidad mostró que la decocción de esta planta, administrada por vía oral y rectal, normalizó el índice CD4-CD8, con la consecuente sensación de bienestar. El reporte incluyó a cuatro pacientes SIDA y a dos seropositivos.
Aloe barbadensis: En un estudio desarrollado en 1987 con un polisacárido derivado de esta planta, mostró una mejoría estadísticamente significativa de los pacientes, tanto en los parámetros clínicos como en los de laboratorio después de tres meses de tratamiento. (6)
A pesar del poco apoyo que recibe la investigación con Plantas Medicinales por parte de la industria farmacéutica, (7,8) actualmente se continúa trabajando en esta área de desarrollo científico. Siendo el SIDA una pandemia que afecta al mundo moderno, no deben escatimarse esfuerzos a favor de la vida. En dicho sentido, según la evidencia hasta hoy acumulada, la Fitoterapia ofrece modestos aportes que deben ser adecuadamente considerados en beneficio de los pacientes.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. OMS. Estrategias de la OMS sobre Medicina Tradicional. Ginebra: OMS; 2002.

2. Cabieses F. A favor y en contra del uso de las plantas medicinales. En: Lozoya X. 5 Simposio Internacional de Fitofármacos: Los Fitofármacos en la Clínica Moderna. México D.F: IMSS-Farmassa Schwabe; 2001. p. 5-13.

3. Suzuki N. Complementary and Alternative Medicine: a Japanese Perspective CAM 2004; 1 (2): 113-8.

4. The Bourton Goldberg Group. Alternative Medicine. Tiburon: Future Publishing; 1999.

5. Calabrese C, Ruhland JF, Duke JA. Botanical Medicine in AIDS. En: Standish LJ, Calabrese C, Galantito ML. AIDS and Complementary & Alternative Medicine. Philadelphia : Churchill Livingstone; 2002. p. 83-95.

6. Alonso J. Aplicación de los Fitofármacos en la clínica diaria. En: Lozoya X. 5 Simposio Internacional de Fitofármacos: Los Fitofármacos en la Clínica Moderna. México D.F.: IMSS-Farmassa Schwabe; 2001. p. 79-88.

7. Vermani K, Garg S. Herbal medicines for sexually transmitted diseases and AIDS. J etnopharmacology 2002; 80(3): 49-66.

8. Díaz Mastellari M. En defensa de la Medicina y de su Método Científico. Bogotá: Fotolito e Impresiones Hel; 2005.

KEY WORDS

HIV INFECTIONS/ therapy
PHYTOTHERAPY/utilization
PLANTS, MEDICINAL
ACQUIRED IMMUNODEFICIENCY SYNDROME/ therapy
HUMAN

CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO
Perdomo Delgado J, González Pla EA, Perdomo Álvarez N. Las plantas medicinales en el marco de la lucha frente al VIH-SIDA.Rev méd electrón[Seriada en línea].2006; 28(4).Disponible en:URL: http://www.cpimtz.sld.cu/revista medica/año 2006/vol4_ 2006/tema15.htm.[consulta: fecha de acceso]